Cartas de Estudiantes | AMORALESPITA.COM

Cartas de Estudiantes

19 de marzo del 2009
[Extracto]
Durante mi primer trimestre en DePaul en el otoño del 2008, me matriculé en la clase Conexiones Globales impartida por el profesor Morales-Pita. Debido en gran parte a lo atractiva y fascinante calidad del curso y las habilidades pedagógicas del Dr. Morales, pude sobresalir en el curso. Las clases despertaron tal interés en mí que prontamente me transferí de la Facultad de Comunicaciones a la de Artes Liberales para dedicarme a estudiar la arena internacional. Tuve la sensación de que mi educación en este campo no tendría límites
En enero de este año el profesor Morales me solicitó que participara en un estudio investigativo que le habían pedido. El Dr. Morales decidió hacer el estudio conjuntamente con algunos de sus alumnos.  Al igual que a los estudiantes Randall Towner, Brian Cihlar, y Ross Richmond, se me solicitó ayudar en la recolección de información y en la realización de análisis de los datos relacionados con la recesión en nuestro país y su repercusión en el mundo.  El Dr. Morales-Pita estaba muy entusiasmado con esta oportunidad de poder trabajar con sus alumnos. El es un hombre que adora la enseñanza; y además de la considerable carga docente, dedicó horas de su tiempo libre para la investigación y para entrenarnos en los métodos de investigación.  Nuestra investigación culminó con una presentación en PowerPoint que explicaba los efectos del estancamiento económico de los Estados Unidos en el resto del mundo. Me siento personalmente orgulloso de haber sido escogido para participar en una respuesta tan rápida a la crisis que atraviesa nuestro país.  Quisiera hacer énfasis en que el trabajo del profesor Morales hizo posible que muchos de nosotros, incluyéndome a mi mismo, pudieran ganar una comprensión más profunda de los complejos y asombrosos acontecimientos sucedidos a escala internacional.
La devoción y la pasión que el Dr. Morales materializa en su trabajo  lo han hecho acreedor a mi respeto y admiración. El hombre vive y vibra en su trabajo, su entusiasmo es visible y contagioso. Yo sé que esta característica es propia de la personalidad del Dr. Morales, aún cuando vivía bajo el régimen de Castro en Cuba durante algo más de cuatro décadas. Allá llegó a ser el profesor más calificado y de mayor experiencia en la aplicación de la matemática a la economía. Desde su llegada a los Estados Unidos, Antonio Morales Pita ha encontrado su hogar académico en la Universidad Depaul, en la que se desempeña como profesor adjunto de economía y estudios internacionales.  El Dr. Morales-Pita es un hombre de increíble experiencia, aptitud y adaptabilidad con un espíritu indomable.
[Extracto]
Sinceramente,
David Stout

14 de enero del 2009
[Extracto]
A quien pueda interesar:
En el otoño del año académico 2008-2009 tuve la suerte de tomar un curso de Estudios Internacionales con el Dr.  Antonio Morales-Pita. Desde los primeros momentos de la clase se hizo evidente que estamos frente a un instructor que haría todos los esfuerzos posibles por hacerse entender.  Aún considerando que era el primer día de clases después de unas vacaciones extensas de verano, el profesor logró que todo los 45 estudiantes del grupo no le quitaran la atención a todas y cada una de sus palabras.
Inmediatamente sentí simpatía por este hombre, que era completamente franco sobre sus viajes al extranjero y su lucha para llegar finalmente a los Estados Unidos, recorriendo países como Escocia, la Unión Soviética y México en su viaje final hacia los Estados Unidos.  Al tiempo que quedaba impresionado con su historia y sus entusiastas clases, el doctor reciprocó mi admiración al informarme que yo tenía afinidad con la economía.
Al concluir una de nuestras clases, al final de la primera o segunda semana de clases, el doctor me retó al preguntarme mi interpretación sobre la reducción en la tasa de interés determinada por el Presidente del Banco Federal de la Reserva, el Dr. Bernanke. Puesto que no había tomado curso alguno de economía o siquiera algo similar a las relaciones globales, me sentí halagado por su pregunta.  Yo le respondí que pensaba que la reducción era algo prematuro puesto que podía ocasionar inquietudes en consumidores e inversionistas con respecto a la economía americana.  El profesor estuvo de acuerdo conmigo, pero eso no es lo más importante.  El me dijo que yo tenía condiciones para triunfar en el campo de la economía y me exhortó a ensanchar mis conocimientos en la economía.
El doctor sugirió que tomara su curso de macroeconomía en el otoño.  Ya estaba claro que yo quería continuar mi educación en economía., especialmente después de haber encontrado a un profesor capaz de transmitir entusiasmo con tanta facilidad  a la impartición de la ciencia económica, y a poseer un gran dominio de ella.  En un pequeño lapso, el doctor me introdujo a la economía, lo cual cambió la forma en que yo veía al mundo e interpretaba las noticias.
Fue la semana pasada que tuve la noticia de que el doctor había ganado la Condecoración a la Excelencia en la Enseñanza en el curso 2007 – 2008. Este premio era muy merecido como queda probado por el grado de atención de los estudiantes en todas sus clases. Ningún profesor que yo haya conocido hasta ahora era capaz de lograr un sentimiento de tanta dedicación a la clase y al propio tiempo de alcanzar tan altos niveles de aprendizaje. Como testimonio adicional a sus habilidades para extraer y fomentar las mejores cualidades en sus alumnos, el doctor propuso la celebración de un seminario sobre economía política en países de América Latina a todos sus alumnos del trimestre de inverno del 2008 en una semana después de terminados los exámenes finales y en pleno período de vacaciones de invierno.  Aún con la estancia casi desierta de Lincoln Park, varios estudiantes asistieron y participaron en el seminario, convirtiéndolo en uno de los encuentros más informativos y educativos en los que yo haya participado.  Esta participación se logró por el respeto que los estudiantes sentían y sienten por el Dr. Morales-Pita.  Independientemente de quien sea el lector de esta carta, sea un administrador, un profesor adjunto, un colega, un estudiante o el propio Dr. Morales, considero que es absolutamente necesario que este hombre sea informado del valor de sus lecciones, de sus clases, y de la recepción del mensaje académico que él siempre lleva al aula.  El es fácil de contactar y siempre está dispuesto a realizar su máximo esfuerzo para ayudar a los estudiantes que lo necesiten. En mi opinión él debería recibir una segunda condecoración de excelencia académica.  Como estudiante en su último año en esta maravillosa institución, donde he encontrado tantos profesores que han dejado una huella positiva en mi vida, debo decir que ninguno ha tenido el impacto en mi vida como lo ha hecho el Dr. Antonio Morales-Pita.  Yo necesito que él sepa este criterio del que suscribe esta carta
-David Esser

19 de junio de 2007
[Extracto]
Gracias por su clase de economía. Aprendí mucho en su clase, y ahora me siento preparada para mis clases de Economía Política y  otras materias afines. Además siento que me he convertido en una votante más consciente y educada. Gracias por haber sido uno de los mejores profesores que he encontrado en DePaul. Definitivamente me encantaría comprar su libro. Tendré que ordenarlo por correo y enviarle un cheque.  Gracias de Nuevo por su felicitación y el ánimo que siempre me ha proporcionado.
Sinceramente,
Abbey S.

12 de septiembre del 2007
Hola  Profesor Morales:
Terminé de leer su libro el domingo; pero no había tenido tiempo de enviarle un correo electrónico hasta esta noche por cuanto estaba estudiando en el verano y ahora estoy trabajando a tiempo complete.  Disculpe la demora.
Leí el libro tan rápidamente que no lo pude dejar hasta terminarlo de leer, tal como usted nos decía que iba a pasar. Realmente disfruté su libro, especialmente en la forma en que escribió el libro. Sin embargo, lo más importante de todo es que disfruté sui historia y entendí su alcance. Yo no tenía idea de cuan maligno era el comunismo para un país y su pueblo.  Usted no solamente ofreció una breve lección de historia, sino también me inspiró y motivó a ser tenaz en cualquier empeño que realice en la vida de ahora en lo adelante. Puedo solamente esperar ser tan exitoso como usted lo ha sido en alcanzar y cumplir metas. ¡Gracias por compartir su historia inspiradora y llena de contenido!
Al propio tiempo quería agradecerlo la magnífica clase que nos dio en economía.  Normalmente, y antes de recibir su clase,  no me gustaba la clase de economía.  Usted ha logrado que ahora disfrute esta asignatura. En realidad aprendí mucho en la clase, y estoy seguro de que seré capaz de aplicar estos conceptos en mi vida profesional y personal. Definitivamente lo mantendré informado de mis éxitos y mantendremos el contacto. ¡ Muchas gracias!
Sinceramente,
Adrian M.

12 de marzo del 2008
Mi  querido profesor  Morales:
Quisiera darle las gracias más efusivas por todo el tiempo y el esfuerzo que ha invertido en ayudarme a incrementar mis conocimientos de economía, tanto en el curso recién finalizado como en el que tomé con usted el trimestre anterior. Aprecio totalmente su trabajo constante y entiendo profundamente lo que usted explicó en algunas ocasiones con respecto a que los estudiantes deben aprovechar todas las oportunidades que encuentra en la Universidad DePaul atendiendo puntualmente a las clases y estudiando sistemáticamente.  Ha sido un verdadero honor haberlo tenido como profesor en dos cursos de economía. Espero que pueda ser alumno suyo de nuevo en el futuro. Haré todo lo posible por asistir a su charla del 19 sobre su libro. También, si usted está de acuerdo, me gustaría poder contar con una carta de recomendación, ya sea para continuar mis estudios, o una estancia de interno en una institución, o incluso para aplicar para un empleo
Por lo tanto, gracias por todo.  El placer ha sido todo mío.
Sinceramente,
Su estudiante, Timothy P.

23 de noviembre del 2006
Querido profesor  Morales-Pita:
[Extracto]
Ante todo me gustaría darle las gracias por sus felicitaciones. En Segundo lugar quiero agradecerle su gran pasión por impartir la enseñanza. Nunca antes había tenido yo un profesor que fuera tan lejos como fuera necesario para hacer que sus estudiantes entendieran totalmente el material explicado en clase.
He escuchado que todo estudiante que atraviesa por las aulas universitarias encontrará a un profesor que siempre recordará. Usted es ese profesor para mí. He aprendido más en su clase de economía que en ninguna otra clase recibida en DePaul
En una clase usted dijo unas palabras que se me quedarán grabadas por el resto de mi carrera en DePaul y me servirán para educar a mis hijos en la escuela. La oración decía: “Lo más importante en su educación universitaria no es la calificación que se obtiene al finalizar los cursos; lo más fundamental es cuanto usted logra APRENDER”. Yo creo que una buena parte de los estudiantes (incluyéndome a mi mismo antes de recibir su clase) pasan su estancia en la Universidad preocupados por el promedio en sus notas y llegan a olvidar la razón fundamental por la cual se encuentran en el centro de educación superior.  Por lo tanto los estudiantes se embuten de conocimientos estudiando día y noche poco antes de los exámenes; y, una vez pasado el examen, no se recuerdan de lo que habían estudiado. De ahora en lo adelante voy a tener un enfoque nuevo.
Me siento entusiasmado por leer su libro en las vacaciones y aprender como su amor por el conocimiento lo ha llevado a ser grande como profesor, economista y una persona inspiradora.
Respetuosamente,
Jeff Del Corse, alumno de cuarto año en DePaul

12 de junio del 2009
Querido profesor Morales-Pita,
[Extracto]
Me siento muy contento con las buenas noticias sobre la calificación que obtuve en el curso. Ante todo quisiera darle las gracias por su apoyo.  Estoy seguro de que sin su apoyo y entusiasmo, no habría podido hacer el esfuerzo máximo que realicé.  Su clase fue en realidad la más difícil que he cursado en Depaul, pero al mismo tiempo, fue una de las más beneficiosas.  Los conceptos que he aprendido (tanto en la clase como mediante el esfuerzo necesario para salir adelante con las clases) fue extremadamente valioso, y me ha ayudado a madurar.
Yo no soy alumno de la Facultad de Comercio, sino en la de Computación y Medios Digitales, estudiando seguridad en la internet. Yo tomé su clase como electiva porque yo sabía que obtener información sobre economía me ayudaría por el resto de mi vida, y ahora puedo decirle que es verdad   Ahora entiendo cual es el mecanismo de funcionamiento de los negocios y soy capaz de entender por qué son tomadas algunas decisiones, lo cual es muy valioso para mí.
Definitivamente me gustaría comprar su libro.  La historia de su vida es inspiradora, épica y conmovedora, y me resulta fascinante aprender sobre ella.
Una vez más muchas gracias por todo.  No tengo palabras para expresarle mi gratitud por el conocimiento que usted me ha ayudado a obtener..
Sinceramente,
Andrew F.

2 thoughts on “Cartas de Estudiantes”

  1. Dr. Antonio
    Igual que muchos de los jóvenes que arriba escriben yo tambien fui uno de los que tuvieron el privilegio de encontrase en el paso de su vida.
    Todavía recuerdo sus clases y por encima de todo la enorme capacidad que tiene de predicar con el ejemplo.
    Por la tremenda influencia que ejerció en mi vida siempre esta presente en mi pensamiento. Junto con la Maestra Gladis.
    Me gustaria adquirir el libro ¿como le puedo hacer?
    Desde Merida le envió un caluroso y afectuoso abrazo.

Leave a Reply

El sitio oficial de Antonio Morales-Pita